Sierra de Cabeçó d´Or

Desde el interior de la comarca de l’Alacantí, la sierra del Cabeçó d’Or se extiende de norte a sur en un intento de acercarse al mar. Su vertiente occidental es una impresionante sucesión de paredes y lienzos rocosos que confieren al paisaje un carácter mineral.

El término de “Cabezón de Oro” es una transliteración fonética castellana del término en valenciano Cabeçó d’Or. A pesar de lo que literalmente indicaría su nombre o de la antigua mina de oro que existía en el lugar, el vocablo “Or” no hace referencia al mineral del oro, sino al agua. De hecho, en época del Al-Ándalus los árabes mantuvieron el vocablo íbero “Ur” para denominar a esta sierra, que significa “Agua”.

Tras la conquista y repoblación cristiana, se transliteró fonéticamente (y no semánticamente) al valenciano “Or” y al castellano “Oro”. Así, “Cabeçó d’Or” vendría a significar algo parecido a “Cabezo de Aguas”.

Existe una leyenda popular local, probablemente de origen mudéjar, en la que se ridiculiza la inteligencia de los conquistadores cristianos porque creen que hay oro en el lugar, cuando en realidad es agua.

La combinación de vegetación natural, agua y temperatura hacen de esta localidad un lugar adecuado para el descanso, tal y como se dice en un dicho popular, Aigües sin médico cura, aquí botica ni se nombra, bastan sus aires y sus aguas y de sus pinos su sombra.

Tamaño de fuente
Alto contraste
Share This